Foro Aviones

Portal multinacional de aviación

Boeing

Boeing es uno de los principales fabricantes de aviones y equipos aeroespaciales del mundo. Su nombre completo es The Boeing Company y su sede central se encuentra en la ciudad de Chicago. Las fábricas principales están situadas en Seattle, en el estado de Washington.

Historia

 Boeing wordmark.svg

La compañía, inicialmente llamada “B&W”, fue fundada por William Edward Boeing y George Conrad Westervelt en 1916. Al año siguiente ya adquirió el nombre de “Boeing Airplane Company”. William E. Boeing había estudiado en la universidad de Yale y trabajado inicialmente en el sector de la madera, donde se convirtió en un hombre acaudalado, y donde adquirió conocimientos sobre estructuras de madera que más tarde le resultarían de utilidad para la construcción de aviones. La compañía se fundó en un viejo granero hecho de madera que era denominado el “granero rojo” (Red Barn), en la actualidad se conoce como edificio No.105 y forma parte del museo del vuelo en Seattle.

Boeing periodo entre las Guerras Mundiales

En 1934 Boeing ya era una compañía muy grande, y William E. Boeing optó por vender todas sus participaciones a raíz de la ley que se había promulgado después de la gran depresión, que obligaba a las empresas de cierta dimensión a dividirse en varias unidades más pequeñas e independientes.

Poco después la compañía estableció un acuerdo con la Pan American World Airways para desarrollar y construir un hidroavión civil, capaz de transportar pasajeros en rutas transoceánicas y diseñado para utilizar el agua como pista de aterrizaje. En junio de 1938 el nuevo avión, denominado Boeing 314 Clipper, realizó su primer vuelo. Fue el mayor avión de su época, en el que tenían cabida 90 pasajeros en vuelos de día y 40 en vuelos nocturnos. Un año más tarde se inauguró el primer servicio regular entre la costa este de los Estados Unidos e Inglaterra. A partir de entonces se fueron estableciendo otras rutas de largo alcance con el Clipper, hasta que Pan American dispuso de vuelos a destinos en todo el mundo.

Boeing en la Segunda Guerra Mundial

Durante la Segunda Guerra Mundial Boeing construyó una cantidad gigantesca de bombarderos. Muchos de sus trabajadores fueron mujeres cuyos maridos habían ido a la guerra. En marzo de 1944 la producción se había incrementado de tal manera que cada mes fabricaban 350 aviones. Para prevenir un ataque desde el aire, los edificios de las fábricas fueron cubiertos con vegetación y elementos del campo a modo de camuflaje. Durante los años de guerra, las principales compañías estadounidenses fabricantes de aviones colaboraron estrechamente, de modo que el bombardero B-17 de Boeing fue ensamblado también por Lockheed y por Douglas, mientras que el B-29 Superfortress fue ensamblado también por Bell y por Martin.

Finalizada la guerra fueron cancelados todos los pedidos de bombarderos. La compañía hizo todo lo posible para generar nuevas ventas, para lo cual fabricó el Stratocruiser, un avión de pasajeros basado en un avión militar. Pero debido al escado éxito de este modelo, Boeing tuvo que buscar otras alternativas para superar la crisis. Lo consiguió gracias a la venta de aviones militares para el transporte de tropas y como aviones nodriza que permitían a otros aviones repostar en el aire.

El motor de reacción

A mediados de los años 50 la tecnología avanzó significativamente, lo cual permitió a Boeing desarrollar productos totalmente nuevos e innovadores. Uno de los primeros fue un misil teledirigido de corto alcance, diseñado para responder a ataques de aviones enemigos, después utilizó sus conocimientos de mísiles de corto alcance para desarrollar un misil intercontinental.

En 1955 creo el primer avión comercial de reacción de los Estados Unidos. Previamente ya habían aparecido dos aviones de este tipo en Europa, el Comet en el Reino Unido, y el Caravelle, en Francia. Con el nuevo avión, el B707, Boeing se convirtió en el líder de los fabricantes de reactores para pasajeros. Se trataba de un avión cuatrimotor con capacidad para 156 pasajeros y destinado a rutas largas. Poco después desarrolló una segunda versión de este avión, el B720, para rutas mas cortas, y unos años más tarde apareció el B727, un avión de capacidad similar, pero dotado de tres motores, y concebido para rutas medias y cortas. Esta máquina tuvo de inmediato una acogida muy positiva por las compañías aéreas, por los pilotos y por los pasajeros por su comodidad y fiabilidad. Aunque se dejó de fabricaren 1984, al comienzo del siglo XXI todavía se encontraban en servicio en todo el mundo unos 1.300 aparatos.

En 1967 la compañía creo el modelo B737, que se ha convertido en el avión de pasajeros más vendido en la historia de la aviación civil. Se trata de un avión bimotor diseñado para rutas cortas y medias, con capacidad para unos 160 a 220 pasajeros, según la versión y la configuración de asientos. El B737 sigue fabricándose y es objeto de continuas mejoras tecnológicas. También han ido apareciendo variantes adicionales, por lo general versiones más largas para una mayor capacidad de pasajeros. Incluso existe un B737 de negocios para grandes empresas, el Boeing Business Jet.

Al comenzar la década de los 70 Boeing tuvo que enfrentarse a una nueva crisis. El programa espacial Apollo, en el que Boeing participaba de forma importante, fue cancelado casi por entero. Una vez más la empresa confió en poder compensar la pérdida de ventas con sus aviones comerciales. No obstante, en aquella época las compañías aéreas de todo el mundo atravesaban a su vez un mal momento, de forma que Boeing no recibió ni un sólo pedido de aviones en todo un año. Su apuesta de futuro, el nuevo modelo B747, derivado de un proyecto de transporte estratégico para el Ejército de los Estados Unidos, se estaba retrasando en su fabricación y originaba, además, costes más elevados de lo previsto. A todo ello se sumó que el Congreso estadounidense desestimó el apoyo financiero al proyecto de avión civil supersónico de Boeing, la respuesta al avión supersónico franco-inglés Concorde, lo cual obligó a Boeing a abandonar el desarrollo de un avión en el que ya había invertido mucho dinero. Por fin, en 1970 el primer ejemplar del nuevo avión B747, el famoso “Jumbo”, fue puesto en servicio, un cuatrimotor de largo alcance con capacidad para 460 personas, y con ello el mayor avión comercial de la historia de la aviación. Este avión ha tenido un éxito extraordinario desde su aparición. En las distintas versiones que han ido desarrollándose, sigue siendo el único de estas características existente en la actualidad y no encontró ningún competidor hasta la aparición del Airbus A380.

En 1983 la situación económica volvió a mejorar, y con ello la de las compañías aéreas. Boeing entregó el ejemplar número 1.000 de su B737. A medida que el tráfico de pasajeros iba en aumento en todo el mundo la competencia entre los fabricantes de aviones se endurecía. Boeing tuvo que enfrentarse también a un recién llegado, esta vez de Europa, que paso a paso fue introduciendo en el mercado nuevos modelos de aviones comerciales, el consorcio Airbus. Ello obligó a Boeing a desarrollar a su vez nuevos aviones, que fueron el Boeing 757, avión de un pasillo central para recorridos medios, el Boeing 767, de cabina ancha y dos pasillos, para rutas medias y largas, y con licencia para sobrevolar océanos a pesar de ser un bimotor.

En la división espacial Boeing participó en esos años en el desarrollo y la fabricación de la lanzadera espacial, el Space Shuttle, aprovechando su experiencia en la producción de motores para misiles y en el programa Apollo. También contribuyó con otros productos al plan espacial estadounidense, así como a la Estación Espacial Internacional de la que se convirtió en el principal suministrador. Simultáneamente Boeing fabricó varios aparatos militares, como el helicóptero de combate RAH-66 Comanche, el sistema de defensa Avenger y una nueva generación de misiles de corto alcance.

En 1994 introdujo su avión comercial más reciente, el Boeing 777, un avión con capacidad para 390 pasajeros y diseñado para rutas largas, dotado también de sólo dos motores, pero con licencia para sobrevolar océanos. El Boeing 777 incorpora la más nueva tecnología, en línea con la de los aviones desarrollados por Airbus, y está teniendo desde su aparición una excelente acogida.

Dos años más tarde, en 1996, Boeing se fusionó con Rockwell, un importante fabricante aeroespacial y de defensa estadounidense. Rockwell se mantuvo como una unidad empresarial propia filial de Boeing, con el nombre de Boeing North American Inc. Al año siguiente Boeing absorbió otra importante compañía aeronáutica, McDonnell Douglas, la cual perdió su identidad y quedó integrada en la propia Boeing. De los aviones civiles de McDonnell Douglas, el MD 80 y su variante MD 90, que fue introducido en su día por Douglas como DC-9 y que ha ido manteniendo su popularidad a través de versiones más modernas y amplias, es el único que Boeing sigue fabricando, con la denominación actual B717.

Tras estas dos operaciones de fusión y absorción, en el mundo quedan actualmente únicamente tres grandes fabricantes de aviones de pasajeros por encima de los 100 asientos, Boeing, Airbus y Embraer. En 2003 el competidor europeo superó por primera vez a su rival estadounidense en número de aviones pedidos. El modelo más nuevo que Boeing está desarrollando para competir con Airbus es el B787 Dreamliner, la actual apuesta de futuro de Boeing es la de aviones de bajo consumo y de costes de operación ajustados, y no la de aviones de una capacidad de asientos por encima de los 500, o de aviones supersónicos.

Airbus

Airbus S.A.S., más conocida simplemente como Airbus , es una gran empresa paneuropea aeronáutica y aeroespacial. Fue creada en 2001 en Toulouse, Francia, como una S.A.S (Sociedad por Acciones Simplificada, del francés: Société par Actions Simplifiée). Anteriormente había sido un consorcio denominado Airbus Industries, que no se encargaba del proceso de fabricación de los aviones, sino simplemente de coordinar el proceso de diseño y venta.

 

Historia

 Origen

En Septiembre de 1967, los gobiernos de Reino Unido, Alemania y Francia firmaron un memorándum de entendimiento para el desarrollo de un avión de 300 plazas. Este sería el segundo proyecto conjunto de avión en Europa, tras el Concorde. En los meses siguientes surgieron dudas por parte de los gobiernos británico y francés sobre la viabilidad del proyecto, y hubo que modificarlo para que pudiera usar motores ya desarrollados y reducir así los costos.

En 1969 el gobierno británico retiró su apoyo al programa. Dada la participación de Hawker Siddeley, la empresa seleccionada por el gobierno británico (que sin su apoyo financiero no podía continuar con él), en el desarrollo del ala, los franceses y alemanes se vieron incapaces de continuar en solitario. Finalmente la compañía británica consiguió seguir siendo un contratista gracias al apoyo financiero alemán.

Airbus El consorcio fue creado en 1970 por las compañías francesa Aerospatiale y alemana Deutsche Aerospace como fabricante europeo de aviones. En 1971 la empresa española CASA (Construcciones Aeronáuticas Sociedad Anónima) se incorporó al consorcio, y en 1979 lo hizo la inglesa British Aerospace. Desde el principio el consorcio se fijó como objetivo competir con el principal fabricante de aviones del mundo, la compañía estadounidense Boeing, que en aquella época iba adquiriendo una posición cada vez más dominante en el sector de la aviación civil.

Tras la fusión de Aèrospatiale, CASA y Deutsche Aerospace para crear EADS, (European Aeronautic, Defense and Space Company), esta última pasó a controlar el 80% de Airbus, quedando el 20% restante en manos de BAE Systems PLC (British Aerospace), adquirido por EADS recientemente, de modo que ésta controla el 100% de la compañía.

Consolidación

 El primer modelo que fabricó el consorcio, y que apareció en 1972, fue el A300, un avión para rutas de medio alcance, de doble pasillo, innovador en numerosos aspectos, como la racionalización del compartimento de equipajes y carga mediante contenedores. El avión no fue un éxito inmediato, en un mercado dominado por los fabricantes estadounidenses, y sólo consiguió ventas importantes en Europa. Esto se vio agravado por la Crisis del petróleo de 1973, que afectó gravemente a las aerolíneas, y con ello a la lista de pedidos. Airbus estuvo a punto de quebrar, en un momento llegó a tener 14 aviones completamente terminados sin vender esperando en tierra por un comprador, tras 16 meses sin ningún pedido nuevo. La compra de varios aviones por parte de la estadounidense Eastern Airlines marcó un punto de inflexión en las ventas y la salvación de Airbus. Poco después Airbus presentó el A310, una variante más corta del anterior, ya que algunas aerolíneas se quejaban de que el A300 era muy grande.

En los años 1980 se inició la fabricación de otras variantes de los dos modelos existentes y, sobre todo, se presentó el nuevo A320, un avión de un pasillo para trayectos cortos y medios, de tecnología revolucionaria. El A320 rápidamente se popularizó, obteniendo un éxito notable, y compite con el modelo B737 de Boeing. También en este caso Airbus desarrolló variantes, una más grande, el A321, y dos más pequeñas, los A319 y A318.

En la década de los 90 Airbus presentó dos modelos adicionales de doble pasillo, concebidos para rutas de largo alcance, el bimotor A330 y el cuatrimotor A340. Su diseño aerodinámico y las características de sus motores los convierten en aviones muy económicos.

En enero de 2005, Airbus ha presentado su nuevo superjumbo A380 con el que pretende competir contra el B747 de su rival estadounidense Boeing. Se trata del avión de pasajeros con más plazas del mundo. Con un tamaño de casi 71 x 80 metros y 540 toneladas de peso máximo al despegue, posee 2 plantas para pasaje y una bodega inferior de carga; puede transportar hasta 800 pasajeros.

El último modelo que Airbus está desarrollando es el A350. Este modelo surge en respuesta al modelo B787 de la casa Boeing.

MC Donell Douglas

McDonnell Douglas fue una gran constructora estadounidense y contratista de defensa de aviones y misiles, que fabricó una gran cantidad de aviones famosos tanto civiles como militares. Es parte de Boeing desde 1997.

The McDonnell Douglas Logo. A simplified version was added to the Boeing typeface following the merger 

 Historia

La empresa fue fruto de las firmas de James Smith McDonnell y Donald Wills Douglas que fusionaron sus compañías. Los dos estudiaron en el MIT y habían trabajado para el fabricante Glenn L. Martin Company.

Douglas había sido jefe de ingenieros en Martin antes de dejar la compañía y establecer la Davis-Douglas Company en los 20 en Los Ángeles, California. Cambió de nombre a Douglas Aircraft Company en 1921 al comprar el soporte.

McDonnell fundó la J.S. McDonnell & Associates en Wisconsin en 1928. Su idea era producir un avión personal para uso familiar. La depresión económica de 1929 acabaron con sus ideas y la compañía quebró. Se fue a trabajar para Martin, la que abandonó en 1938 para fundar otra compañía, la McDonnell Aircraft Corporation, situada en Missouri.

La guerra hizo que Douglas se enriqueciera. La compañía produjo unos 30.000 aparatos desde 1942 hasta 1945 con lo cual su mano de obra se elevó a 160.000 trabajadores. La empresa fabricó el avión de carga C-47 (basado en el DC-3, el avión de ataque y bombardeo ligero A-20 conocido como Havoc o Boston, el torpedero SBD Dauntless y el también avión de ataque y bombardeo ligero A-26 Invader. Las dos compañías sufrieron mucho económicamente con el final de la guerra, haciendo frente al final de pedidos por parte del gobierno y a un exceso de aviones. Las dos redujeron plantilla, Douglas despidió casi a 100.000 personas. Como parte del trabajo durante la guerra Douglas estableció un grupo especial para la USAAF (United States Army Air Force) que después sería la RAND Corporation.

Douglas continuó fabricando nuevos aviones, incluyendo el exitoso cuatrimotor DC-6 en 1946 y más tarde el DC-7 en 1953. La empresa se introdujo dentro de la aviación a reacción, sacando su primer aparato para los militares en 1948, el F3D Skyknight, y unos aviones más evolucionados A2D Skyshark en 1950 y el F4D Skyray en 1951. Douglas también fabricó aviones comerciales a reacción, construyendo en 1958 el DC-8, y después el DC-9 (que evolucionó a la serie de aviones MD-80, después MD-90, hasta llegar al MD-95, que pasó a denominarse Boeing 717) y el DC10.

McDonnell también fabricaba aviones de reacción, pero más pequeños y radicales. Con el eficiente FH-1 Phantom se hicieron un hueco en la cartera de la marina estadounidense y ya con losBanshee, Demon y Voodoo se convirtieron en su mayor proveedor. La llegada de la Guerra de Corea ayudó a McDonnell a convertirse en un gran fabricante de aviones militares, sobre todo con el excelente F-4 Phantom II de 1958, avión ampliamente exportado.

Las dos compañías estaban deseando entrar en el nuevo negocio de los misiles. Douglas pasó de la fabricación de cohetes aire-aire y misiles a sistemas complejos de misiles durante 1956 con el programa Nike, y se convirtió en el mayor contratista de los programas Skybolt ALBM y Thor para misiles balísticos. McDonnell mientras tanto fabricó los suyos, incluyendo en inusual ADM-20 Quail, así como experimentando con el vuelo supersónico, investigaciones que les llevaron a ganar una parte importante de los contratos con la NASA como el proyecto Mercury y el programa Gemini. También para la NASA acabó ganando el contrato para fabricar partes del enorme cohete Saturn V.

Las dos compañías eran importantes pero tenían sus problemas. Douglas estaba empeñada por el coste de los DC-8 y DC-9, y empezaron a conversar en 1963 para unirse. Invitaciones ofrecidas por Douglas a partir de diciembre de 1966 fueron aceptadas por McDonnell. Las dos firmas se unieron oficialmente el 28 de abril de 1967 como la McDonnell Douglas Corporation.

La nueva compañía formada continuó su beneficiosa asociación con la industria militar fabricando en 1974 el caza F-15 Eagle y un año después el exitoso y ampliamente exportado cazabombarderoF/A-18 Hornet, así como los misiles Harpoon y Tomahawk. La crisis del petróleo de los años 70 fue un varapalo importante para la industria de la aviación y McDonnell Douglas se vio forzada a reducir su tamaño y diversificarse para reducir el impacto de futuras crisis de mercado. En 1984 adquirieron Hughes Helicopters.

Siguiendo la adquisición en 1996 por parte de Boeing de la división North American de Rockwell, McDonnell Douglas y Boeing se fusionaron en 1997 en una operación de 13 mil millones de dólares para crear The Boeing Company.

Embraer

Es una fábrica aeronáutica brasileña. La compañía produce aviones comerciales, militares y ejecutivos. Ha sido el mayor exportador del país entre 1999 y 2001, ocupando siempre alguno de los tres primeros puestos en Brasil. Entre las fábricas aeronáuticas ocupa el tercer puesto, en cuanto al número de personas que integran su fuerza laboral (por detrás de Boeing y Airbus) y es la tercera en cantidad de entregas anuales de aviones (por detrás de Boeing y Airbus).

 Embraer 190 

La compañía tiene su sede central en São José dos Campos, São Paulo, junto con su planta principal y el centro de diseño e ingeniería. Embraer cuenta con otra planta en Gavião Peixoto, también en el estado de São Paulo, donde se fabrican los componentes más importantes y se controlan las pruebas de vuelo. Cabe destacar que esta instalación cuenta con una pista de 5.000 metros de longitud, lo cual la convierte en la tercer pista más larga en el mundo.

Embraer posee delegaciones comerciales y de mantenimiento en los Estados Unidos, así como oficinas comerciales en Francia, Singapur y China.

Al 30 de septiembre de 2005, Embraer tenía una plantilla de 17.046 trabajadores (incluyendo los empleados de la compañía portuguesa OGMA) y una cartera de pedidos por 10.400 millones de dólares USA.

Historia

Las tres primeras series del Bandeirante fueron entregadas en febrero de 1973 a la Fuerza Aérea Brasileña. En el mismo mes, Transbrasil compró el primer Bandeirante para uso comercial, que voló por primera vez el 16 de abril de 1973. Las exportaciones comenzaron en 1975, y el proyecto Bandeirante resultó ser un gran éxito en el mercado internacional de la aviación, eclipsando a otros aviones de prestaciones similares. En total se vendieron unos 500 Bandeirante, los que fueron exportados hacia 36 países diferentes.

El Ministerio de Aeronáutica de Brasil hizo grandes esfuerzos para contribuir al crecimiento de Embraer. Dos proyectos existentes, el planeador Urupema y el fumigador EMB-202 Ipanema, fueron transferidos a la nueva empresa. Asimismo aceptaron un encargo para montar 122 aviones de entrenamiento Aermacchi MB-326 (posteriormente llamados Xavante). El Ipanema sigue produciéndose con más de 1000 unidades vendidas, mientras que el Xavante fue fabricado durante 11 años, con 186 unidades vendidas.

En agosto de 1974, Embraer estableció un consorcio con Piper Aircraft para fabricar algunos tipos de aeronaves bajo licencia, incluyendo los modelos PA-28 Cherokee, PA-34 Seneca y PA-31 Navajo. Estos aviones recibieron respectivamente los nombres de EMB-712 Tupi, EMB-810D Seneca y EMB-820C Navajo. Todos estos productos, junto al Ipanema, fueron transferidos a la subsidiaria Industria Aeronáutica Neiva en marzo de 1980.

El 22 de octubre de 1975, realiza su vuelo inaugural el primer avión de cabina presurizada de la empresa, el EMB-121 Xingu. Este avión era más pequeño que el Bandeirante, de forma que no se convirtió en su sucesor; se construyeron unas pocas docenas de Xingus, de los cuales la mayoría fueron entregados a la Fuerza Aérea Francesa en 1981. Por orden del Ministerio de Aeronáutica, Embraer desarrolló su primer avión de combate, el Tucano, que realizó su vuelo inaugural el 16 de diciembre de 1980. Este avión se convertiría en el turbohélice de entrenamienro militar más exitoso jamás construido, con más de 650 unidades vendidas en todo el mundo.

El desarrollo de un avión regional capaz de sustituir al Bandeirante comenzó a finales de los 70. Este proyecto consistía en un turbohélice con capacidad para 30-40 pasajeros, el EMB-120 Brasilia, certificado para volar en mayo de 1985. A diferencia del Bandeirante, el Brasilia comenzó como producto para la exportación, entrando en servicio con la aerolínea norteamericana Atlantic Southeast Airlines (ASA). Esto fue resultado de la confianza que Embraer se ganó en el mercado internacional de la aviación con el Bandeirante. Oficialmente la producción del Brasilia finalizó en 2002 con 350 unidades vendidas; sin embargo, el avión se sigue fabricando bajo demanda.

En julio de 1981, Embraer se unió al Programa Internacional AMX, cuyo objetivo era la construcción de un avión subsónico de combate. Junto con Aeritalia (actualmente dividida en Alenia Aeronautica y Aermacchi), Embraer trabajó en el desarrollo del caza AMX, que serviría para reemplazar las viejas flotas militares de Italia y Brasil. El primer AMX brasileño realizó su vuelo inaugural el 16 de octubre de 1985. Este proyecto le permitió a Embraer acceder a nuevas tecnologías que serían cruciales en los proyectos siguientes.

Antonov

Historia

El nombre de la compañía viene de ingeniero ucraniano que la fundó el 31 de mayo de 1946, y principal diseñador del An-2, An-24, An-22 y otros legendarios aviones. Es una empresa de propiedad estatal.

 Logo

La compañía carece de las instalaciones necesarias para la construcción total de algunas naves, como resultado de las restricciones impuestas por el gobierno central de la Unión Soviética que repartía la construcción de la industria militar entre diferentes regiones de la URSS. Tal distribución minimizó los riesgos de guerra interna, y evitaba que las repúblicas desarrollaran su autosuficiencia económica. Dado esto, los aviones Antonov eran con frecuencia construidos por compañías en Jarkov (Ucrania), Novosibirsk (Rusia), y Tashkent (Uzbekistán).

 Productos

Los aviones Antonov van desde el desgarbado Antonov An-2, (biplano demasiado grande para ser biplano), el avión de reconocimiento Antonov An-28, hasta los enormes estratégicos Antonov An-124 y Antonov An-225 (éste último el mayor avión jamás construido y el mayor en servicio, verdadero gigante de los cielos). Otros menos famosos sirven como transporte de pasajeros de corto, mediano y largo alcance, especialmente en Rusia y Europa Oriental. El An-70 exteriormente se asemeja al Airbus A400M.

Las actividades del complejo Antonov incluyen:

  • Diseño y construcción de aeronaves.
  • Transporte de carga (Aerolíneas Antonov).
  • Mantenimiento y mejora de aeronaves.
  • Apoyo en Ingeniería aerospacial.
  • Operación del Aeropuerto Antonov.
  • Diseño y construcción de trolebuses.

 

 

Rincón del Spotter

Suscribase

Jetphotos.net

Aviation Corner

Google Translator

Videos destacados